La verdad detrás de por qué Voldemort mata a los padres de Harry: descubre los secretos que marcaron el destino del niño que vivió

Harry Potter es una de las sagas literarias más exitosas y populares de todos los tiempos. El personaje principal, Harry Potter, es conocido como el “niño que vivió”, pero ¿alguna vez te has preguntado por qué Voldemort decide matar a los padres de Harry? En este artículo, exploraremos los secretos y las motivaciones detrás de este acto que cambió el destino de Harry y lo llevó a convertirse en uno de los magos más famosos de todos los tiempos.

¿Quién es Voldemort y por qué tenía que matar a los padres de Harry?

Para entender por qué Voldemort decide atacar a los padres de Harry, primero debemos conocer un poco más sobre este villano temido por muchos. Voldemort, cuyo verdadero nombre es Tom Riddle, es un poderoso mago oscuro que busca la inmortalidad y el control total sobre el mundo mágico. Su objetivo principal es eliminar a cualquier persona con sangre de mago y purificar la comunidad mágica.

Quizás también te interese:  Dios escribe derecho con renglones torcidos: descubre el significado de esta poderosa frase

Entonces, ¿por qué decide matar a los padres de Harry? La respuesta se encuentra en una profecía que se realizó poco antes del nacimiento de Harry. Según esta profecía, un niño nacido a finales de julio, que tiene el poder de igualar a Voldemort, está destinado a enfrentarse y derrotar al mago oscuro. Voldemort, aterrorizado por esta profecía y determinado a evitar su propia derrota, decide tomar medidas drásticas para asegurarse de que el niño en cuestión no pueda cumplir con su destino.

Quizás también te interese:  Las mejores imágenes con frases de músicos: Descubre la inspiración detrás de la música

La relación entre Voldemort y los padres de Harry

Antes de llegar al fatídico encuentro en el que Voldemort mata a los padres de Harry, es importante comprender la relación entre estos personajes clave. Los padres de Harry, Lily y James Potter, fueron miembros destacados de la Orden del Fénix, un grupo dedicado a combatir a Voldemort y a su ejército de seguidores, los mortífagos.

Lily y James eran amigos cercanos de Severus Snape, un personaje complejo que jugó un papel crucial tanto en la vida de Voldemort como en la de Harry. Snape estaba enamorado de Lily, pero ella finalmente eligió casarse con James. La rivalidad y el resentimiento de Snape hacia James y su círculo íntimo se convirtieron en una pieza crucial del rompecabezas que llevó a la tragedia de la familia Potter.

El ataque a los padres de Harry

El fatídico 31 de octubre, Voldemort, guiado por el conocimiento de la profecía, se dirige a la casa de los Potter con el objetivo de matar a Harry y así evitar su destino. Sin embargo, Lily, valiente y amorosa madre de Harry, se interpone entre Voldemort y su hijo, ofreciéndose a sí misma como protección. Su sacrificio crea una “magia protectora” poderosa que protege a Harry y hace que el ataque de Voldemort falle.

A pesar de que Lily murió a manos de Voldemort, su amor y sacrificio hicieron que Voldemort no pudiera tocar a Harry. Además, el acto de Lily de proteger a su hijo hizo que él fuera conocido como el “niño que vivió”. Esta conexión entre Voldemort y Harry, a través de la muerte de los padres de Harry, se convierte en un factor clave en la historia y el destino del joven mago.

[…continúa el artículo]